Archivo del 25 Febrero 2014

Aula de cine. Ciclo Cesare Zavattini (27 de febrero)

“I sette fratelli Cervi” de Gianni Puccinii, 1968
Ciclo de Cine “Guionistas: Cesare Zavattini” (Zaragoza, Huesca y Teruel)
Fecha -27/02/2014
Lugar
Teruel: CMU Pablo Serrano (Ciudad Escolar s/n)

Zaragoza, Huesca, Teruel
Hora 19:00
Entrada Libre
Organiza Vicerrectorado de Cultura y Política Social de la Universidad de Zaragoza – Área de Cultura
Colabora Vicerrectorados de los campus de Huesca y de Teruel
Ciclo de cine “Guionistas: Cesare Zavattini”

I SETTE FRATELLI CERVI
País: Italia Año: 1968 Duración: 101 min. Color

Dirección: Gianni Puccini.
Guión: Bruno Baratti y Gianni Puccini con la colaboración de Cesare Zavattini.
Fotografía: Mario Montuori.
Música: Carlo Rustichelli.
Dirección artística: Andrea Crisanti.
Montaje: Amedeo Giomini.
Intérpretes: Gian Maria Volanté, Lisa Gastoni, Carla Gravina, Riccardo Cucciolla, Gabriella Pallotta, Renzo Montagnani, Gino Lavagetto, Don Backy, Ruggero Miti, Benjamin Lev, Andrea Checchi, Rossella Bergamonti, Virginia Darval, Elsa Albani, Oleg Jakov.

Sinopsis: Segunda Guerra Mundial (1939-1945). Los siete hermanos Cervi, campesinos católicos y antifascistas del pueblo de Campegine (Emilia Romagna), organizaron con su padre Alcide la lucha partisana y llevaron a cabo acciones guerrilleras contra fascistas y tropas alemanas. En 1943 fueron capturados y fusilados en la ciudad de Reggio Emilia.

PROYECCIONES

TERUEL: Martes 25 de febrero, a las 19.00 h

Siempre que sea posible las películas se visionarán en V.O.S.E.
ENTRADA LIBRE

Comentario del film:

La película de Gianni Puccini narra las etapas más relevantes de la vida de los siete hermanos Cervi, que llegaron a tener un papel activo en la Resistencia, y a pagar con la propia vida su entrega a la causa antifascista. Gelindo, Antenore, Aldo, Ferdinando, Agostino, Ovidio y Ettore se encontraban en su vivienda junto a su padre Alcide y a su madre Genoveffa Cocconi, cuando en la noche del 24 al 25 de noviembre de 1943, durante un registro de la milicia fascista, son detenidos y trasladados a la cárcel de Regio Emilia, para ser fusilados tiempo después en el campo de tiro de la ciudad el 28 de diciembre de ese mismo año. En el medio de la narración de los hechos destaca la figura de Aldo (Gian Maria Volonté) que de todos los hermanos es aquel que primero desarrolla una conciencia política en el sentido pleno de la palabra. La experiencia de la prisión y la amistad con el militante antifascista Ferrari (Serge Reggiani), le permiten acercarse a los libros y a los ideales comunistas. Y una vez fuera de la cárcel, gracias también a Lucía (Lisa Gastoni), una actriz que reinterpreta a los clásicos haciendo propaganda antifascista dentro de sus representaciones teatrales; inicia una lucha clandestina y se acerca al mundo de los “fuoriusciti” (exiliados). Y es Aldo el que empuja a sus hermanos a pasar a la vía de acción, alentándoles a tomar las armas y marchar al monte para expulsar al opresor. Así, la “banda” Cervi servirá de ejemplo de modalidad de combate, imitada en otros lugares, y caracterizará el curso de la lucha de la Resistencia italiana contra el nazifascismo; la granja de la familia Cervi se convertirá en un punto de referencia para el partisano que busca un refugio seguro. Gianni Puccini mantiene muy bien el equilibrio entre, por un lado, el discurso de la militancia política, con aquel que narra la vida del trabajo en el campo, además de recrearse en la esencia campesina de la familia Cervi, y su apego a la tierra y a sus tradiciones. Tanto es así que se puede hablar de un documento sobre la sociedad rural. La suya es una conciencia política que se nutre de la tierra que incansablemente trabajan cada día, y por su defensa, forman parte de organizaciones colectivas que luchan para acabar con la jerarquización sobre la que se fundamentan los acuerdos agrarios. La conciencia de clase lleva a la familia Cervi a no resignarse más a sobrevivir, sino a cambiar el sistema de cultivo, con la modernización de la producción agrícola (por ejemplo, la compra de un tractor), y mejorando la organización, de tal manera que se garantice la autosuficiencia económica para quien trabaja la tierra, y la emancipación de la explotación terrateniente. La película de Gianni Puccini tiene el mérito de reconstruir de forma brillante la esencia y el origen campesino, así como el espíritu político de la familia Cervi, para la que primaría la necesidad de ejercer la justicia social aplicada a la explotación de la tierra, para después militar conscientemente, y luchar frente aquel que atenta en contra de la dignidad de los hombres libres y los trabajadores. Gianni Puccini (que muere poco tiempo después del estreno de la película) cuanta con la colaboración de Gianni Amelio como director, y de Cesare Zavatinni como escenógrafo, además de un elenco excepcional de actores entre los que cabe destacar la participación de Riccardo Cucciolla, Carla Gravina, Renzo Montagnani e Andrea Checchi. Diría que I sette fratelli Cervi es un homenaje honesto y sentido a los auténticos patriotas, ante los cuales yo me inclino.

http://www.filmtv.it/film/6418/i-7-fratelli-cervi/