Inauguración Exposición Amantes de Japón (10 de febrero)

La exposición, que estará expuesta hasta el 25 de febrero, es una adaptación de la exposición Noh-Kabuki. Escenas del Japón que el Vicerrectorado de Cultura y Política Social organizó y ha podido verse en el Paraninfo de la Universidad de Zaragoza desde octubre de 2014 a enero de 2015.

Comisariada por el profesor David Almazán, reúne una selección de una veintena de pinturas alargadas para colgar (kakejiku) y de grabados xilográficos en color (ukiyo-e) de una cronología que abarca el siglo XIX y principios del siglo XX, y que proceden de diversas colecciones aragonesas, entre las que destaca la colección “Pájaro Profeta” de José Antonio Giménez Mas.

Tras la inauguración, el comisario hará una visita guiada comentando las piezas más importantes de la muestra.

Las actividades sobre la exposición se completan con una conferencia magistral del profesor Fernando Beltrán sobre El arte de la espada japonesa que tendrá lugar el próximo día 17 de febrero en el Campus de Teruel.

Analogía con los Amantes de Teruel

En Teruel, ciudad mundialmente conocida por la historia de sus célebres amantes, la  exposición Amantes de Japón nos presenta algunos trágicos amores del lejano País del Sol Naciente. La leyenda y la historia se fusionan en argumentos de los dramas del teatro clásico nipón en sus dos vertientes más importantes: el noh y el kabuki.

El noh, culto y aristocrático, se remonta al siglo XIV y recurre al uso de máscaras y un rico vestuario, en un decorado casi desnudo. Su estética es sobria, contenida y misteriosa, relacionada con el Zen. Música, canto y danza son tan importantes como el propio drama, siempre basado en antiguas leyendas japonesas llenas de desgracias desgarradoras o amores atormentados.

El teatro kabuki es el reflejo de los gustos de la burguesía urbana japonesa desde el siglo XVII. Sus actores son grandes estrellas del escenario, con vistosas vestimentas y maquillaje. Es un espectáculo popular, barroco y efectista.

Tanto el noh como el kabuki siguen representando en la actualidad dramas con historias milenarias. Una característica de sus representaciones es que no hay actrices sobre el escenario, así que son actores los que se ocultan con una máscara (noh) o se maquillan (kabuki) para representar a las heroínas de los apasionados dramas, que terminaban en ocasiones en la locura o el suicidio.CARTEL-AMANTES-DE-JAPÓN